domingo, 18 de mayo de 2014

Mini R.O.L. — Croft VII

>Croft: Hablar.

Las nubes negras rodeaban a los helicópteros, uno empezó a precipitarse contra el suelo, al impacto se convirtió en una bola negra de tierra y humo, cientos de pedazos de metal salieron volando, varios restos del helicóptero cayeron al frente de nosotros, otras personas nos rodeaban y miraban con asombro lo que sucedía.
–En el techo. ¿Qué es eso? –Grito alguien. Una silueta se encontraba sobre el techo del edificio, miraba el espectáculo calmadamente.
Habían otros tres helicópteros, era difícil distinguir que tantos pájaros habían, la luna estaba oculta detrás de las nubes y no habían luces cerca. Otro grupo de aves rodeaba el helicóptero derrumbado mientras se escuchaban disparos desde el helicoptero.
Antes de que pudiéramos reaccionar otro helicóptero se desplomo contra la tierra, exploto al contacto creando una gran llamarada que ilumino todo el lugar por unos segundos, la cantidad de aves ocultaban el cielo.
La silueta se movió y dijo algo, no entendí lo que dijo pero antes de que pudiera preguntar alguien a mi derecha disparo, una de las personas que había llegado apunto un rifle que llevaba contra la silueta en el techo.
A pesar de las llamas en el helicóptero la figura seguía indescriptible, y si las balas le dieron no demostró daño alguno, solo se volteo y miro hacia nosotros.
Unas palabras seguidas por una risa fuerte se escucharon desde su dirección, y cientos de aves se dirigieron hacia nosotros. Arriba en el cielo, un helicóptero seguía luchando por mantenerse en el aire mientras el otro se alejaba del lugar.
Pronto las personas empezaron a correr, algunos disparaban a las aves, otras regresaban a sus autos, Clara señalo el edificio y empezó a correr hacia el, Nick gritaba que era una locura pero de todas formas la seguimos.
El edificio era grande, de casi una calle de largo y tenia al menos cuatro pisos, en el techo una especie de cúpula surgia detrás de la silueta. Corrimos hacia la entrada principal del lugar, la fachada tenia un segmento de columnas y un techo en el que nos escondimos. Las aves parecían ignorarnos ahí dentro.
–Entremos, antes de que se den cuenta de nosotros. –Grito Clay, al frente de nosotros paso un carro dirigiéndose hacia los helicópteros.
–No voy a entrar ahí, lo que sea que esta en el techo no es humano – Dijo Nick.
–Si subimos podemos llegar a los helicópteros, y al menos adentros estaremos seguros de esas cosas– Dijo Clay y empezó a correr hacia la puerta.
–Clay tiene razón– Le dije a Nick mientras lo seguía.
La puerta no abría y no era seguro salir a buscar una entrada entre los pájaros, pensé en dispararle pero habia vaciado la pistola al dispararle a la cosa que encontramos antes, Nick y Clara llegaron detrás de nosotros y trataron de derrumbar la puerta. Clay sugirió entrar por las ventanas hasta que noto que tenían rejas. Una rugido se escucho al otro lado del edificio, en la dirección en la que el carro había ido.
La puerta cedió a los empujones de Nick y Clara, apenas toco el suelo entramos corriendo, adentro la poca luz que entraba por las ventanas nos mostraba una recepción destruida, sillas y muebles partidos en todo el lugar y machas oscuras decoraban las paredes. Clara trato de encender las luces pero el encendedor no servía de nada.
–Debemos subir. –Dijo Clay, sugiriendo lo que nadie quería oír.

No hay comentarios :

Publicar un comentario